BY GLOVOX

Tardes de fiesta

Haz la prueba: busca a tus djs favoritos en YouTube y agrega “dj set”. Con seguridad te van a aparecer sus presentaciones más recientes en lugares como Tulum, Nazare o las islas Eolias, entre otras locaciones. El factor común es que transcurren en el día. La combinación de espacios abiertos y baile bajo el sol está ganando terreno, literalmente. Quizás no tengamos mar en Santiago, pero tenemos parques, espacios culturales y residuales que se prestan para carretear sin tener que trasnochar, como nos cuentan los gestores de Piknic Èlectronik, Mapocho Bailable y Paraíso Stgo.

Hace pocos meses, cuando se presentaron en Piknic Èlectronik, WhoMadeWho nos contó del placentero verano europeo que acababan de pasar tocando en playas y lugares abiertos, de cómo disfrutaban más ese tipo de venues y lo mucho que habían esperado seguir en ese modo con Piknic y su público. No son los únicos djs o músicos seducidos por la creciente oferta de fiestas y eventos que transcurren de día. En parques, playas, yates, bosques y todo tipo de escenarios naturales, cada vez más gente está trasladando una parte de la vida nocturna al día.

Estas son algunas de alternativas para salir sin trasnochar y explicaciones que sus gestores ven para el fenómeno.

 

Mapocho Bailable

 

Alguna vez, una alta autoridad de la ciudad preguntó a José Miguel Martin-Buitriago -más conocido por todos como Dj Haití- “¿Qué te crees? ¿Robin Hood?”. Hace 7 años, cuando Haití comenzó a sacar su carrito e instalarse con música en plazas, parques y especialmente en la ribera del Mapocho, bajo el Puente del Arzobispo, nadie estaba muy seguro de que eso era algo permitido; de que podíamos apropiarnos del espacio público con baile y armar una fiesta de la nada en la calle sin pedir permisos.

“Siempre pensaba que iban a llegar los Carabineros. Bueno, ¿cuál sería entonces una manera eficiente de salir de la situación? Cuando empecé se veía como un crimen hacer bailar a la gente en la calle; cuando debería ser lo contrario. En el carrito podía montar todo el equipo, transportarlo a los lugares donde quisiera instalarme; pero, además, moverme rápido en caso de quejas o problemas con la autoridad”, recuerda Haití sobre la elección del vehículo que ya es icono y todos los seguidores deMapocho Bailable identifican y quieren.

El carrito también permite acopiar las colaboraciones en alimentos no perecibles que el gestor pide para participar en estos eventos; comida que posteriormente es repartida entre personas que viven en el mismo Mapocho. Por eso lo de Robin Hood.  

Entre sus fechas como dj, otros proyectos y el esfuerzo que significa sacar el carrito, producir el evento y repartir las colaboraciones, Haití no puede hacer Mapocho Bailable tan seguido como quisiera, a pesar del cariño que le tiene: “Bailar de día siempre ha sido lo mejor que nos puede pasar a los djs. Porque la fiesta implica trasnoche, cosa que es un desgaste. Me empezó a pasar que muchos amigos comenzaron a formar familias y se fueron alejando de una parte de sus vidas. Es una opción para la gente que le gusta bailar, pero que ya tiene hijos y quiere compartir ese gusto con ellos. La música crea sinergias y une a la gente de distintas edades”.

PARAÍSO STGO.

 

¿Se acuerdan del Noa Noa? Ahí partió Aeróbica como una fiesta mensual y rápidamente se convirtió en la noche más exitosa del club. Pepo Fernández y Nico Castro tocaban seis horas sin parar y en ese tiempo podían meter absolutamente toda la música que les gustaba. Para ellos comenzó ahí una comunión con su público.

Vino el estallido, después la pandemia y Noa Noa dejó de existir.

“Cuando volvimos decidimos llevar Aeróbica a un formato abierto con los aforos reducidos, cuando aún teníamos toque de queda. Tuvimos que hacerlo de día obligadamente. Se dio una energía increíble y se nos ocurrió crear Paraíso, como una instancia en que con Pepo pudiéramos tocar por separado y elegir otros djs chilenos, latinoamericanos y del mundo”, recuerda Nico Castro. Paraíso siguió creciendo, se acabaron los toques de queda, pero se quedaron con la idea de que partiera temprano.

“Creo que se ha ido moldeando. Hicimos una fiesta que partía a las 3 PM y terminaba a las 9, para que a las 10 estuviera todo el mundo en su casa. Después se corrió a las 12 y la gente adoptó la costumbre. Poco a poco se fue corriendo el cerco y cuando no hubo limitación de hora lo que hicimos fue partir a las 7 y llegar al horario normal de cierre. El incentivo era una entrada más barata o regalar algo de la barra. Pero creo que estamos volviendo al viejo vicio de salir tarde, hay que encontrar un punto medio”, dice Nico.

Lo que más les gusta del horario de tarde es la posibilidad de tocar música que no funciona tan bien a las 3 AM. “Las fechas que hemos hecho de 5 de la tarde a 3 de la mañana tienen otra dinámica. No reemplaza a la noche pero ofrece un alternativa distinta. Hemos visto llegar otro tipo de gente. El rango etario se amplía y nos gusta mucho esa mezcla”.

PIKNIC ÈLECTRONIK

 

Por supuesto la idea de ocupar áreas verdes con música y baile no puede atribuírsela nadie, pero la fórmula particular y tan lograda de Piknic Èlectronik partió en Montreal y viajó a muchas otras ciudades como París, Lisboa, Austin, Sídney y Santiago; recientemente ha llegado a Miami, Sao Paulo y sigue en expansión.

Desde 2014 ya es algo cuya llegada se espera con el buen clima acá. Los santiaguinos sabemos que desde septiembre a abril del año siguiente tendremos al menos siete oportunidades para disfrutar la música de djs internacionales, exponentes chilenos, áreas verdes, cocteles, foodtracks y activaciones entretenidas en cada temporada. Las locaciones han variado en el tiempo, desde el Parque de las Esculturas, pasando por Tupahue, Mirador Pablo Neruda, Jardín Mapulemu y Parque Cachagua, Piknic encontró su casa en el Parque Padre Hurtado, lugar en que se ha mantenido los últimos años.

Como declararon los gestores de otras fiestas que transcurren en las tardes, quizás no se trata tanto de hacerlo para un público mayor, limitado en sus tiempos por obligaciones; quizás el gran aporte de este formato es ampliar los rangos etarios, reunir a personas que probablemente nunca veríamos juntas en un mismo club. Eso no tiene nada de frívolo y hoy es bastante necesario.

“El día aporta otra vibra, incluye a más gente, incluso a los niños. La gente tiene una disposición distinta a pasarlo bien, nadie da ningún tipo de problemas. A los djs les permite tocar lo que quieran porque es un viaje más libre, pueden experimentar. Puedes descansar en el pasto, relajarte mirando la laguna, tomar y comer algo rico y escapar del calor”, explica Kabir Engel, Fundador de Glovox, quienes producen Piknic Èlectronik Santiago y coordinan Miami y Sao Paulo.

Como muchos padres llevaron a sus hijos desde niños al estadio queriendo traspasar una pasión, hoy son muchos padres jóvenes que no quieren privarse del baile y la música que les gusta, y a la vez quieren compartirla con sus hijos. Piknic Èlectronik ofrece una línea musical suficientemente transversal y sin estridencias como para acogerlos a todos.

Prepárate para Piknic Èlectronik #6 y #7

Esta temporada de Piknic Èlectronik se ha pasado volando, como suele ocurrir con las cosas buenas. Cuando se ve más cerca el final que el comienzo, podemos decir que han sido más de 20 mil personas las que nos han acompañado en cinco inolvidables tardes en el parque Padre Hurtado. Seguro viste publicaciones en tus redes sociales y te preguntaste “¡¿por qué no estoy ahí?!”.  La buena noticia es que aún tienes oportunidades de sacar el mayor provecho posible al buen clima, en un entorno natural, con los mejores cócteles y djs que recorren el mundo haciendo bailar.

La sexta jornada de Piknic Èlectronik nos trae importantes exponentes internacionales como Fedele, dj y productor que ha ganado gran notoriedad en los últimos años por remixes para Depeche Mode o Diplo. Explorando esa tensión entre el máximo impacto y lo subliminal, presentando su versión modernista de la música hecha con máquinas; como hizo en las pistas de Fabric en Londres, Circoloco en Ibiza o Mondo Disko en Madrid, de seguro Fedele encenderá Piknic este próximo sábado 25 de febrero en nuestro lugar habitual. Esa tarde lo acompañará otra dj y productora que da de qué hablar; desde Estambul Carlita, entrenada como concertista, nos mostrará ese caleidoscopio de sonidos y culturas que contiene su set; desde psicodelia turca hasta la cumbia, estemos preparados para sorprendernos.

En representación de la escena nacional contaremos con Vale Colvin, miembro del colectivo Cigarra y alumna permanente en búsqueda de su sonido propio por las pistas de Berlín, junto a la Dj y productora Isa Rojas, chilena radicada en Barcelona y creadora de la fiesta Magnolia, que destaca cada mes con un line-up de solo mujeres. 

La séptima y penúltima fecha de Piknic Èlectronik está fijada para el sábado 11 de marzo, siempre en el parque Padre Hurtado. Esa tarde los encargados de hacernos bailar requieren pocas presentaciones. En primer lugar, el respetado y experimentado dj y productor Cassian, pionero de la emergente escena de Sídney y radicado actualmente en Los Angeles. Además de ser un músico conocido por su versatilidad, su mano como productor ha tocado el trabajo de proyectos como RÜFÜS DU SOL y ha remixado a gente como Bob Moses, Yotto y Hayden James. A la gran Deer Jade pudimos disfrutarla en la última versión de DGTL, pero quedamos con ganas de más de su música melódica que transporta a viajes místicos a través del tiempo y espacio, y desvanece las separaciones entre el planeta tierra y el cosmos.

Ese sábado 11 de marzo también disfrutaremos de un live a manos de Deadbeat, músico canadiense que radicado en Berlín lleva décadas perfeccionando su propia mezcla de Dub y Minimal, la que ha presentado en espacios como Sonar de Barcelona, Mutek de Montreal y Transmediale de Berlín. El chileno Felipe Venegas y su sonido contemporáneo y moderno, sintético y orgánico a la vez, será quien abra esta prometedora tarde de música y baile.

No items found.
Creado el

January 23, 2023